Buscar
  • Fernando Otálora - DEPO

Transformación digital y las operaciones, por donde empezar?


Este es un tema muy discutido y ahora que tenemos la necesidad vertiginosa de virtualizar las operaciones, con los equipos en teletrabajo y entregando y capturando valor a través de canales digitales para mantener a flote la economía familiar, empresarial y social, es necesario definir cómo se debe interpretar e implementar la tecnología y sus funcionalidades en la empresa o negocio.

Todo este tema tiene dos aristas importantes; cómo optimizo y aprovecho lo que hoy tengo en TI, y cómo tomo las decisiones para incluir nuevas soluciones o herramientas a la operación actual. Sin duda es recomendable precisar que tengo, cómo me ayuda y cómo lo aprovecho, antes de decidir cambiar, renovar o aumentar la arquitectura de TI.

Si bien existen varias metodologías para validar el tipo de servicio que TI le debe prestar a los negocios o cómo la arquitectura TI debe responder a los procesos, es importante y prioritario volver a los fundamentales y preguntarse: Qué necesidades va a suplir la tecnología?, qué servicios a la operación va a entregar y qué es necesario hacer para que, dicha entrega, sea efectiva y eficiente?.

En ese orden de ideas, es muy importante precisar cuáles son los recursos que tengo y necesito en mis operaciones diarias, qué y cómo el equipo desarrolla la operación en el día a día, cómo están las operaciones diarias entregando el valor prometido al mercado, qué infraestructura física y en hardware tiene mi empresa, qué datos existen y qué software tengo y cuál uso.

Todo esto me permitirá obtener una fotografía muy clara de mi operación actual, los recursos que tengo, los que uso y los que no. Y solo en este momento será posible entender las restricciones, las necesidades y las características de mi negocio que la tecnología puede resolver y cómo.

En este punto, podremos identificar qué y cómo me entregan valor las herramientas de TI que tengo y cuáles me pueden ser útiles para mejorar donde es prioridad resolver necesidades o disminuir restricciones operativas.

Siempre serán necesarios los cambios en las funciones y roles de la estructura, así cómo los ajustes a las responsabilidades y procedimientos de los procesos. hace parte de la vinculación de un nuevo factor a la cadena de valor de la operación de la empresa.

En resumen, la implementación de soluciones tecnológicas debe partir del impulso de mejorar las operaciones del negocio y debe resolver las necesidades de la operación en la entrega valor, en toda la cadena.

14 vistas
Pie2.jpg
Pie3.jpg
Pie4.jpg